Descargue el informe completo AQUÍ

Colombia atraviesa un escenario de transición complejo. El 2019 estuvo marcado por el deterioro de las condiciones de seguridad, los cuestionamientos al Gobierno Nacional sobre su compromiso con la implementación integral del Acuerdo de Paz y las movilizaciones sociales.

En la FIP reconocemos que nos enfrentamos a grandes desafíos para la sostenibilidad de la paz. Por ello, redoblamos nuestros esfuerzos por entender las transformaciones de las dinámicas de la confrontación armada y el crimen organizado, así como en identificar oportunidades para la construcción de legitimidad en el marco de la Agenda de Estabilización.

También monitoreamos e hicimos recomendaciones sobre la reincorporación económica de los excombatientes, propusimos mejoras al Programa Nacional de Sustitución de Cultivos Ilícitos (PNIS), y desarrollamos instrumentos para fortalecer las capacidades de las alcaldías en la gobernanza de la seguridad ciudadana y la convivencia.

Equipo FIP 2019-2020

Este año, continuamos en nuestro empeño por proponer alternativas para mejorar la calidad y eficacia de los espacios de participación ciudadana, y le apostamos decididamente al diálogo social. También avanzamos en promover el involucramiento activo del sector empresarial en la transformación de sus entornos de operación. Sobresale nuestro trabajo enfocado en aumentar la confianza entre empresas, autoridades locales y comunidades.

De igual forma, promovimos espacios de diálogo alrededor del rol de las empresas en el esclarecimiento de la verdad y, fortalecimos sus capacidades para la adopción de mejores prácticas en Derechos Humanos.

En medio de un contexto polarizado, destacamos nuestro esfuerzo por evitar alimentarlo, buscando puntos de encuentro frente a los asuntos centrales de la FIP, siempre desde una perspectiva propositiva que no solo identificó falencias y avances, sino que planteó recomendaciones que, en muchos casos, fueron tenidas en cuenta por distintas instituciones del Estado. Ese esfuerzo incluyó la interlocución con distintos actores del espectro político.

Para finalizar, resaltamos que avanzamos en nuestro propósito de adoptar el pensamiento sistémico, con el que buscamos identificar oportunidades de cambio que puedan hacer la diferencia. Por eso, promovimos, con expertos, el análisis de las dinámicas de la minería de oro y la sustitución de cultivos ilícitos. Por otro lado, iniciamos un proceso riguroso de gestión del conocimiento, conscientes de que nos permitirá ser más eficientes en la gestión de nuestras iniciativas.

Que esta sea la invitación a conocer más de nuestros aportes durante el 2019.

Conozca los Informes de Gestión de años anteriores AQUÍ

Imprimir documento