Los revelaciones de esta semana sobre las infiltraciones de paramilitares en el DAS se suman a la serie de denuncias sobre vínculos de miembros del DAS con estos grupos. Todo indica que lo que hasta ahora ha salido a flote es sólo una muestra de un verdadero naufragio institucional. La explicación está en la frágil y anticuada institucionalidad del DAS, que ya no da más.

Descargar