Leer la nota AQUÍ

El pasado 31 de octubre, las Direcciones de Empresas y Paz y Empresas y Derechos Humanos de la Fundación Ideas para la Paz (FIP) presentaron en el V Simposio de Sostenibilidad y Empresa, organizado por la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad Javeriana de Bogotá, los análisis y resultados de dos de sus iniciativas estratégicas: Laboratorios de Empresas y Reconciliación y la participación empresarial en la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, Convivencia y No Repetición. En esta quinta entrega, el Simposio se enfocó en cuatro temas: 1) Responsabilidad social empresarial, gestión sostenible y eco-negocios; 2) Empresa y paz: gerencia en el posconflicto; 3) Innovación social y alianzas intersectoriales, y 4) Consumo y producción sostenible.

Miguel Suárez, gerente de los Laboratorios de Empresas y Reconciliación —implementados por la FIP con el auspicio de USAID—, presentó la iniciativa y resaltó que el ejercicio investigativo ha permitido identificar factores que inciden en la transformación de las relaciones y tensiones entre las empresas, las autoridades locales y las comunidades en entornos donde existen actividades económicas de alto impacto y de interés nacional.

Basado en la recolección de datos en tres regiones del país, Suárez resaltó algunos factores contextuales que caracterizan entornos complejos para las operaciones empresariales. Según la investigación, elementos como la debilidad institucional, la dispersión geográfica, el desarrollo socioeconómico disímil y el deterioro de la seguridad, tienen una incidencia directa en la forma en la que los actores se relacionan en el territorio, socavando la confianza y haciendo difícil la articulación intersectorial.

Finalmente, la FIP socializó algunas acciones necesarias para promover la transformación de las relaciones empresas-autoridades-comunidad: la generación de procesos de reconocimiento empático y humanización de las relaciones; la necesidad de fortalecer el rol de las autoridades locales como mediador natural de las tensiones; la diversificación de actividades económicas; el fortalecimiento de la representatividad comunitaria en espacios de participación, y la promoción de escenarios de diálogo y acciones colectivas.

De otro lado, Nataly Sarmiento, Directora de Empresas y Derechos Humanos, presentó el trabajo investigativo que ha adelantado la FIP con el fin de entender los dilemas e identificar las oportunidades para que las empresas participen en la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad. Al respecto, indicó que existen elementos para sustentar la importancia de la participación empresarial en este mecanismo, conforme a los estándares globales de conducta empresarial responsable. Comentó también acerca del carácter excepcional de la Comisión de la Verdad en Colombia, que incluye en su mandato conocer el impacto diferenciado del conflicto en las empresas, así como sus posibles responsabilidades en el conflicto.

Para ello, se presentaron los resultados del estudio adelantado por la FIP —con apoyo de USAID y la OIM— en el cual se visitaron seis ciudades intermedias y dos principales para conocer directamente las perspectivas empresariales sobre la Comisión. Para concluir, algunos factores importantes para las empresas, como la existencia de un liderazgo apropiado para animar la participación en la Comisión, la necesidad de generar confianza y el cuidado de la reputación como un activo invaluable para la actividad empresarial.

Esta es la tercera participación consecutiva de la FIP en el Simposio de Sostenibilidad y Empresa. Se trata de un espacio anual valioso para dar a conocer la labor adelantada por la FIP e intercambiar con estudiantes, académicos, empresas y funcionarios públicos, ideas innovadoras para animar el liderazgo empresarial en asuntos de paz, derechos humanos y desarrollo sostenible.