Descargue el segundo informe de la iniciativa multipartidista AQUÍ

El 29 de agosto de 2019 un grupo de congresistas de la Comisión de Paz estuvo en el municipio de Tumaco (Nariño), solo un día después de que se diera a conocer la noticia de que varios excomandantes de las FARC le habían dado la espalda al Acuerdo de Paz. Esta visita les permitió ver directamente —a través del diálogo con los excombatientes, las comunidades y las autoridades locales— que, a pesar de las adversidades y los problemas, la gran mayoría de quienes dejaron las armas continúan con el firme compromiso de aportar a la paz.

Marcos Ayala, líder de Vista Hermosa, Meta, en la presentación del segundo informe de la iniciativa multipartidista en el Capitolio Nacional

Este grupo multipartidario también pudo observar el compromiso y la voluntad de la sociedad civil, así como el de funcionarios que, en lo local, persisten en el propósito de garantizar la construcción de paz y transformar los territorios más afectados por la guerra.

Esta fue la última de las 11 visitas realizadas por el proyecto “Del Capitolio al Territorio”, una iniciativa de la Comisión de Paz de la Cámara de Representantes que, a través de visitas regionales, hace seguimiento a la implementación del Acuerdo de Paz. El proyecto cuenta con la secretaría técnica de la Fundación Ideas para la Paz (FIP) y el apoyo de la Embajada Británica y el International Republican Institute (IRI).

Con estas visitas a las regiones, los congresistas pudieron verificar de primera mano los avances en el desarrollo de políticas públicas relacionadas con seis temas claves para la construcción de paz: la percepción sobre la implementación del Acuerdo y los cambios que trajo a las regiones; la situación de seguridad y sus principales desafíos; el avance del Plan Nacional de Sustitución de Cultivos Ilícito (PNIS) y sus impactos; la construcción de los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) y sus principales dificultades; la situación de los líderes sociales, y la satisfacción de los derechos de las víctimas.

En total, los congresistas visitaron municipios en 11 departamentos: Antioquia, Putumayo, Tolima, Chocó, Norte de Santander, Meta, Caquetá, Cauca, Arauca, Guajira, Nariño. Allí mantuvieron cerca de 60 reuniones con autoridades departamentales y municipales, Fuerza Pública, instituciones nacionales encargadas de la implementación, organizaciones internacionales y humanitarias, líderes sociales, organizaciones de mujeres y víctimas, excombatientes, empresarios y gremios.

El aporte de la FIP

La Cooperativa, Meta. Marco Antonio Gordillo, alcalde de Vista Hermosa, Peter Tibber, exembajador del Reino Unido en Colombia, Alejandro Vega, representante a la Cámara por el Partido Liberal, y Juanita Goebertus; del Partido Alianza Verde; reunidos con líderes y lideresas.

La FIP realizó viajes previos a las 11 regiones, para preparar y organizar las visitas de los congresistas al territorio y brindarles información de contexto relevante sobre el progreso de la implementación del Acuerdo de Paz. En estas regiones realizó cerca de 130 entrevistas con diferentes actores del orden nacional y local. Las posiciones, percepciones y reclamos de los actores locales que se recogieron en estos viajes y de los encuentros con los congresistas, hacen parte de dos informes, el primero presentado en agosto y el segundo, el 13 de noviembre, que se centró en los retos y oportunidades de la implementación del Acuerdo de Paz.

Para la FIP, "Del Capitolio al Territorio permite contrastar y complementar los indicadores de la implementación del Acuerdo de Paz con las expectativas, preocupaciones y aspiraciones que tienen los líderes, organizaciones, comunidades, funcionarios y aquellos que tomaron la decisión de dejar las armas. En este sentido, reconoce que estos actores no son receptores pasivos de la implementación, si no que el Acuerdo requiere ser apropiado y desarrollado por quienes están en las zonas más afectadas por la confrontación armada", dice el informe lanzado este miércoles en el Capitolio.

Entre las dinámicas y los desafíos de la implementación del Acuerdo de Paz, encontrados por la FIP en sus visitas a las regiones se destacan:

  • Las comunidades esperan que la implementación del Acuerdo de Paz las tome en cuenta, con acciones concretas que impacten su vida cotidiana.
  • Las instituciones locales expresan preocupación por la falta de recursos y capacidades para cumplir con las responsabilidades que se desprenden de la implementación del Acuerdo.
  • Los excombatientes continúan apostándole a la reincorporación a pesar de los obstáculos y la incertidumbre.
  • En 2019 los homicidios en los municipios PDET se estabilizan y persisten otro tipo afectaciones a las comunidades.
  • Las zonas que continúan teniendo altos niveles de violencia coinciden con aquellas en las que hay disputas entre actores armados.
  • Las disidencias han tomado fuerza, aunque están aún lejos de tener la capacidad armada de las FARC.
  • Aunque en 2019 los homicidios de líderes han disminuido, las agresiones continúan en el centro de las preocupaciones.
  • Los planes de desarrollo locales se deben articular con los PDET.
  • Las comunidades esperan que continúen los diálogos entre los territorios y el Estado.
  • La mayoría de los excombatientes no se encuentran en los ETCR, pero continúan comprometidos con la reincorporación.
  • Preocupan la dificultad para la estabilización económica de los excombatientes, su dispersión y constante movimiento.
  • La iniciativa de los excombatientes y la cooperación internacional han sostenido el proceso de reincorporación económica.
  • Los rezagos en la estabilización económica de los excombatientes incrementan el riesgo de reincidencia en actividades ilegales.
  • La seguridad física es una de las principales preocupaciones de los excombatientes que se encuentran por fuera de los ETCR.
  • Las familias siguen cumpliendo con la sustitución a pesar de los retrasos y demoras del PNIS. Hay preocupaciones por la resiembra.
  • Se han dado avances en la asistencia técnica, pero persisten dudas sobre las alternativas de comercialización y conexión con los mercados legales.
  • La atención a los recolectores sigue siendo el mayor retraso del PNIS.
  • La aspersión aérea genera gran preocupación.
  • Los grupos armados aumentaron la presión sobre el PNIS y promueven la resiembra de cultivos ilícitos.
  • Las víctimas perciben que la reparación se vio afectada por la implementación del Acuerdo.
  • Preocupa la falta de capacidad local para atender nuevos casos de victimización.

Mapa interactivo: videos e informes regionales

Navegue el mapa para conocer testimonios de los congresistas en las regiones visitadas e impresiones de las comunidades, autoridades locales, excombatientes, entre otros actores. También encontrará los informes de cada departamento antes y después de los recorridos.